Responsables de FITDrive se reúnen en Burgos para conseguir una conducción profesional más segura - ITCL

ITCL Centro Tecnológico ha acogido en sus instalaciones la reunión del consorcio del proyecto FitDrive. Una reunión de trabajo en la que han participado 14 responsables y que da continuidad a la actividad de en un proyecto internacional que busca minimizar riesgos en la conducción en conductores profesionales.

Cabe recordar que se trata de un proyecto enmarcado en el Programa Horizonte2020 de la Unión Europea que cuenta con un montante de más de 3,4 millones de euros en el que participan socios de España, Italia, Suecia, Italia, Alemania, Irlanda, Francia y Turquía.

En concreto, FitDrive trabaja en generar y validar una herramienta para evaluar conducción. Así se conseguirá monitorear y evaluar el rendimiento de conducción, la carga cognitiva, la fatiga física y el tiempo de reacción. El sistema creará modelos neurofisiológicos capaces de detectar la aparición de un estado físico anormal en los conductores, basados en datos obtenidos de dispositivos IoT durante el trabajo y las actividades de conducción, inteligencia a bordo y tacógrafos inteligentes.

Para poder analizar el comportamiento de estos profesionales al volante, ‘FitDrive’ trabajará con una asociación de transportistas irlandesa con la que evaluará algunos de los aspectos anteriormente señalados.

En concreto, las pruebas pretenden monitorizar y medir la actividad cerebral de cada conductor para analizar la carga de trabajo, los niveles de estrés, fatiga o descanso. Será posible gracias al uso de sensores, relojes inteligentes y una diadema capaz de medir la actividad cerebral resultante del proyecto europeo ‘Mindtooth’.

Asimismo, se llevarán a cabo pruebas pilotos en los laboratorios de simulación de conducción en ITCL y en la Universidad Sapienza de Roma, seguido por pilotos con vehículos en circuitos y carreteras en España, Irlanda e Italia.