Tecnología para frenar al coronavirus. Telemedicina. Digitalizacion - ITCL jQuery(document).ready(function () { if (window.location.href.indexOf("/en/") > -1){ jQuery("#footer-info span").html(' | Privacy policy | Legal note '); } });

En plena crisis sanitaria mundial, la tecnología y la digitalización juegan un papel muy relevante para paliar los efectos negativos del desarrollo de esta pandemia, en la sociedad, en la industria, la salud y en la administración. La tecnología se presenta como una de las principales herramientas para frenar al coronavirus.

Nunca antes, hasta la fecha, la sociedad ha sido tan consciente del gran cambio social que han traído los avances tecnológicos que hoy permiten a miles de personas hablar con sus familiares online, trabajar en sistemas remotos desde sus casas o conocer en tiempo real el avance de la pandemia a través de Internet y las potentes redes sociales. 

Es precisamente ese avance tecnológico y de digitalización el que permite que hoy contemos con medios de comunicación digitales, adaptados a la situación que hoy viven los ciudadanos siguiendo la última hora desde sus móviles o sus pantallas. Asimismo, el avance conseguido en las últimas décadas nos permite mantener nuestra actividad laboral con el teletrabajo en cualquier punto del planeta y contar con una formación académica y laboral a distancia. 

Y todo sin dejar de lado el entretenimiento, el acceso a la cultura, a las relaciones sociales que también hace posible la tecnología y a la comunicación con nuestros seres queridos. 

tecnología y digitalización
La pandemia ha hecho, si cabe, más importante el uso de la tecnología y la digitalización

No menos importante es el campo sanitario, que hace uso ya de los sistemas telemáticos para poder controlar a pacientes crónicos y pluripatológicos desde sus casas  y mantiene consultas telemáticas de Atención Primaria para personas de edad avanzada. Un hecho inédito en nuestro continente, y en nuestro país.

tecnología para frenar el coronavirus
China ha realizado un gran uso de la tecnología para frenar la expansión del coronavirus.

El ejemplo de China 

En este escenario, China puede ayudarnos mucho a allanar el camino mediante el conocimiento de las tecnologías que ha usado el país asiático para detener al coronavirus.  En los últimos meses, China ha sido un ejemplo perfecto de cómo utilizar la tecnología para derrotar brotes como el del coronavirus; y lo ha hecho mediante la Inteligencia Artificial, drones, apps y robots, entre otros.

En concreto, y sabiendo del gran número de smartphones que hay entre sus moradores, China  diseñó una app para tener controlados a todos los ciudadanos durante cuarentena. Una realidad que copiaron recientemente en Corea del Sur, y que podría ser de gran ayuda en España y Europa. 

En ella, los ciudadanos deben rellenar algunos datos personales, explicar si tienen algún síntoma o si han estado en algún lugar afectado por la epidemia durante los últimos catorce días. En base a dichos datos, la app genera un código QR según el nivel de riesgo que tenga cada persona de contraer la infección se le asigna un color: rojo, amarillo o verde.

Inteligencia artificial

De forma paralela, el gigante asiático hizo un gran uso de la Inteligencia Artificial. Así, el Instituto de Investigación Damo Academy de Alibaba desarrolló un sistema de Inteligencia Artificial capaz de detectar casos de coronavirus mediante tomografías escaneadas a través de ordenador. Se logró así identificar las diferencias entre pacientes con coronavirus y con una neumonía ordinaria con una exactitud del 96 %. 

Y no son los únicos casos de un gran uso de la tecnología para frenar al virus. En estaciones de metro, tren, aeropuertos y centros de servicios sociales de toda China se desplegaron sistemas automatizados para monitorizar la temperatura a todas las personas. Asimismo, en la actualidad se utilizan drones y robots para poder entregar alimentos, medicinas y otros productos en los pabellones de aislamiento mientras un operario les da instrucciones desde la distancia.

Telemedicina para ayudar en tiempos de crisis: Wellsa 

La crisis del coronavirus y la pandemia mundial ponen de manifiesto la gran necesidad que tienen nuestras sociedades de aplicar modelos de teleasistencia. Consciente de ello, ITCL Centro Tecnológico ha creado un dispositivo pionero, capaz de optimizar el tiempo de los profesionales sanitarios mediante la obtención de las constantes esenciales en el domicilio del usuario sin la presencia física del profesional sanitario. Un asunto capital para un país rural y envejecido, y que durante unas semanas no podrá ni salir a la calle, ni acudir a centros de salud, y hospitales.

wellsa, telemedicina
ITCL ha desarrollado un sistema pionero para atender de forma remota a usuarios de edad avanzada desde sus domicilios

Es un sistema que permite gestionar y atender de forma remota a los usuarios (principalmente personas mayores y dependientes). De modo que puedan ser monitorizadas las patologías en tiempo real de múltiples usuarios y pueda desarrollarse un modelo de ayuda y de gestión de la salud del mayor.

Optimiza el tiempo de los profesionales sanitarios mediante la obtención de las constantes esenciales en el domicilio del usuario sin la presencia física del profesional sanitario (sistema desatendido).

Promueve un sistema de telesalud en el hogar que ayuda a los cuidadores no profesionales en su tarea de atender a las personas mayores y dependientes con la supervisión de facultativos.

¿Cómo lo hace?

telemedicina, tecnología para frenar el coronavirus
La aplicación es capaz de detectar en tiempo real si el paciente se encuentra fuera de los umbrales fijados

La Tablet a través de WIFI o tecnología 3G envía a un servidor-plataforma las medidas tomadas para que posteriormente el médico pueda, desde su consulta y a través de una aplicación web, visualizar y controlar el estado de cada paciente así como detectar de forma rápida las alteraciones en la evolución de sus patologías.

La aplicación es capaz de detectar en tiempo real si el paciente se encuentra fuera de los umbrales fijados emitiendo en ese momento una señal de alarma al facultativo.

Una vez con el diagnóstico y el tratamiento a llevar, se notifica al usuario. A través de la Tablet al paciente se le indicará el diagnóstico y se hará el seguimiento del usuario, pudiendo llegar a informarle de los medicamentos a tomar o la evolución de la cantidad a administrar de estos (pastillero).