Un nuevo modelo asistencial para el medio rural - ITCL

ITCL Centro Tecnológico y Fundación Aspanias presentaron hoy jueves, al viceconsejero de Relaciones Institucionales y  de Administración Local, José Miguel de Elías Hernández, un nuevo modelo asistencial para el medio rural que combina la prestación de servicios de proximidad y tecnológicos para mejorar la calidad de vida de las personas mayores que viven en los pueblos y ciudades de Castilla y León.

Este nuevo modelo de atención garantiza que los mayores puedan seguir viviendo en sus pueblos y tengan todas sus necesidades cubiertas. Se trata de “poder controlar su salud mediante el uso de una tecnología controlada por un profesional sanitario” y de permitir que se encuentre seguro en su casa con todos los servicios cubiertos.

El director gerente de ITCL, José María Vela, acompañado del responsable de Desarrollo de Negocio de ITCL, Pablo Miranda, y de los responsables de Fundación Aspanias dio a conocer al responsable de la administración regional un modelo que permite gestionar y atender de forma remota a los usuarios (principalmente personas mayores y dependientes). De este modo se pueden monitorizar las patologías en tiempo real de múltiples usuarios y puede desarrollarse un modelo de ayuda y de gestión de la salud del mayor en su domicilio.

Proximidad y tecnología en el medio rural

Se trata de una combinación de apoyos personales y tecnología, para que la persona usuaria, y su familia, tengan la tranquilidad y la seguridad de que va a estar perfectamente atendida a lo largo de todo su itinerario vital.

En concreto, el modelo optimiza el tiempo de los profesionales sanitarios mediante la medida diaria de las constantes esenciales en el domicilio del usuario sin la presencia física del profesional sanitario. Esta información recibida en tiempo real por el médico le permite analizar con determinadas reglas basadas en IA el estado médico y las recomendaciones de salud. 


De este modo, se promueve un sistema de telesalud en el hogar que ayuda a los cuidadores no profesionales en su tarea de atender a las personas mayores y dependientes con la supervisión de facultativos.

Una tablet y 3G

Una tablet con un programa de sencillo manejo a través de WIFI o tecnología 3G envía a un servidor-plataforma las medidas tomadas. El médico, posteriormente, puede desde su consulta y a través de una aplicación web, visualizar y controlar el estado de cada persona así como detectar de forma rápida las alteraciones en la evolución de sus patologías mediante un sistema de alarmas y patrones ajustados personalizados.

La aplicación es capaz de detectar en tiempo real si las medidas de las variables, las tendencias, se encuentran fuera de los umbrales fijados emitiendo en ese momento una señal de alarma al facultativo.

Modelo asistencial para el medio rural

A través de la tablet, cada persona recibe las indicaciones siguientes, medidas a realizar y el tratamiento a llevar, si es necesario. También realiza el seguimiento del usuario, pudiendo llegar a informarle de los medicamentos a tomar o la evolución de la cantidad a administrar de estos (pastillero).

Los familiares autorizados podrán a través de un acceso WEB acceder a las mediciones e información del usuario e incluso recibir alertas.  

Los responsables del nuevo modelo coinciden en señalar que se trata de un novedoso proyecto capaz de conseguir “una mejor atención de nuestros mayores en sus casas, fijar población y garantizar la calidad de vida de las personas”.