Control energético: eficiencia energética y ayuda al medio ambiente
La industria debe beneficiarse de la eficiencia energética para reducir sus emisiones de CO2 a la atmósfera
El control del consumo energético se postula en la actualidad como un aliado para que las empresas consigan la ansiada eficiencia energética que les permite, no solo disminuir su consumo de energía y los daños que provocan al medio ambiente. Una práctica de responsabilidad social corporativa que ya han puesto en marchas muchas empresas e industrias del país, aunque buena parte del tejido industrial adolece de unos sistemas que ya no son el futuro, sino el presente.

Herramientas para la mejora energética

Las herramientas digitales de mejora de eficiencia energética, basadas en controles inteligentes de los procesos energéticos que se producen en cadenas como la de frío en el sector agroalimentario, hacen posible un control en tiempo real del consumo de energía. Así, prevén los picos de consumo y delimitan cómo “se consume energía en los procesos de frío” para poder reducir los abusos en este proceso.

La herramienta de mejora de Eficiencia Energética mediante Control Inteligente en Refrigeración Industrial desarrollada por el Instituto Tecnológico de Castilla y León ha conseguido una reducción de 2.000 toneladas de emisiones de CO2 a la atmósfera al año en las industrias que la han implantado. El equivalente a las emisiones de 65.000 coches por año.

eficiencia energetica

Industria emitiendo gases a la atmósfera
Se trata de un sistema de control inteligente en Refrigeración Industrial del que disponen ya un total de 18 industrias del sector agroalimentario del país que permite un ahorro energético de más del 15 por ciento. En total, se estima que  las industrias que lo han puesto en marcha cuentan con una reserva de seis millones de kilovatios anuales que antes perdían.

El responsable del Área de I+D de Tecnologías Energéticas, Rubén Renilla, considera “fundamental que las empresas cuyo trabajo se desarrolla alrededor del frío industrial sean muy conscientes de la importancia que tiene una buena gestión de estos sistemas con el objetivo de optimizar el consumo, reducir costes e incrementar la competitividad.” Así, considera que el ahorro energético en refrigeración industrial es “una prioridad para estas firmas cuyo ámbito de producción se centra en la elaboración y conservación de productos congelados que tienen que asumir un alto coste en el trabajo y mantenimiento de estas instalaciones”.

Ayuda ministerial para fomentar la eficiencia energética

El Consejo de Ministros aprobó el 12 de abril, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica, el Real Decreto 263/2019 de 12 de abril, por el que se aprueban las bases que regularán las convocatorias para la concesión de ayudas para actuaciones de mejora de la eficiencia energética y reducción del consumo de energía final en pequeñas, medianas y grandes empresas del sector industrial. En concreto, se destinan 307,6 millones de euros (307.644.906) procedentes del Fondo Nacional de Eficiencia Energética.

Las propuestas que serán financiables deben estar destinadas a la mejora de la tecnología en equipos y procesos industriales, o la implantación de sistemas de gestión energética.

El objetivo pasa por promover la realización de actuaciones en el sector industrial que reduzcan las emisiones de dióxido de carbono y el consumo de energía final, mediante la mejora de la eficiencia energética, contribuyendo con ello a alcanzar los objetivos de reducción del consumo de energía.

.