Nace el proyecto SATE para atender la salud de los mayores en el medio rural - ITCL

 

Firma del convenio SATE formalizado con Aspanias Burgos y el Ayuntamiento de Cardeñajimeno.

 

El alcalde de Cardeñajimeno, Alberto Iglesias; el presidente de la Fundación Aspanias Burgos, Miguel Patón, y el gerente del Instituto Tecnológico de Castilla y León, José María Vela, rubricaron hoy un convenio de colaboración para poner en marcha el proyecto piloto SATE  Soluciones de Apoyos Tecnológicos) de atención para la salud a personas mayores residentes en la localidad burgalesa de Cardeñajimeno.

El proyecto se pone en marcha con seis personas mayores de 65 años con el ánimo de aportar herramientas de telemedicina que ayuden a personas de edad avanzada a controlar su salud.

Mejorar la salud en el medio rural

En concreto, alcalde de Cardeñajimeno explicó que se ha realizado un estudio entre la población mayor que vive en Cardeñajimeno y San Medel, en colaboración con Aspanias. El estudio recoge necesidades y demandas de atención de las personas mayores en ámbitos como el servicio de comida a domicilio (catering), apoyo en la gestión de trámites, acompañamiento en tiempo libre, y a consultas médicas y hospitalarias.

Una de las beneficiarias del proyecto SATE prueba el nuevo aparato

Y es precisamente en el campo de la atención sanitaria en el que se va a desarrollar la experiencia piloto que financiarán a partes iguales las tres organizaciones con 36.000 euros.

Por su parte, la Fundación Aspanias Burgos aportará la experiencia en la atención a personas mayores y dependientes en el medio rural y aportará el personal del ámbito sanitario necesario para que el proyecto pueda llevarse a cabo.

Mientras, el ITCL aporta la “tecnología de proximidad para mayores”, una herramienta digital que combina una tablet con una serie de dispositivos de medida de distintas variables (tensión, peso, oxígeno, glucosa, etcétera) para recabar datos en tiempo real sobre la salud del paciente, que se envían a una base de datos. Es el propio paciente quien puede realizar estas pruebas, siempre acompañado de profesionales del ámbito sanitario y con la colaboración de la familia.

El proyecto SATE ha arrancado este mes de marzo y finaliza en agosto de este año.