En el centro de la Industria 4.0 - ITCL

En el centro de la Industria 4.0

La industria 4.0 abarca muchas tecnologías facilitadoras

Creado en 1989 en Burgos, el ITCL tiene un enfoque multisectorial y un ámbito de actuación regional, nacional e internacional.

FUENTE: Tribuna de Burgos, 2424 abril 2017
“La industria 4.0 abarca muchas tecnologías facilitadoras, desde la capa de producción o de toma de datos más básica de la empresa, hasta el análisis más complejo”.
“El ITCL cuenta con áreas de I+D+i centradas en la Realidad Virtual y Realidad Aumentada, las Tecnologías Energéticas y la Electrónica Avanzada e Inteligencia Artificial”.

Decía Albert Einstein que nunca pensaba en el futuro porque éste “llega siempre demasiado rápido”. Con la fulgurante aparición de la tecnología en el mundo empresarial, esta premisa se cumple con certeza matemática; un pequeño segundo para analizar el presente ya te condiciona para los siguientes pasos más inmediatos. Por eso, sin tiempo para estudiar la evolución de los últimos años, la industria se apresura a adaptarse a la llamada ‘Revolución 4.0’, en la que destaca una nueva manera de organizar los medios de producción.20170424_itcl_industria 4.0_tribunaBurgos

En el centro de este cambio en la manera de pensar y de actuar de la industria está el Instituto Tecnológico de Castilla y León (ITCL). Esta Fundación, creada en 1989 por Colegios de Ingenieros Industriales y en cuyo patronato participan diferentes empresas, lideró la propuesta de un proyecto sobre la llamada industria 4.0, abarcando diferentes tecnologías habilitadoras de una manera multisectorial, y del que se beneficiarán diferentes compañías de ámbito nacional.

Para el desarrollo de dicho proyecto, se ha aprobado un presupuesto de casi 8 millones de euros en la convocatoria CIEN2016 de CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial) y contará como líder del consorcio con una empresa líder nacional en sistemas ciberfísicos y en la ciberseguridad. Según comenta José María Vela, Director Gerente del ITCL, la mayoría de las empresas que participan en el proyecto “tienen un interés común”, que es poder utilizar “tecnologías de realidad virtual, de mantenimiento predictivo o sistemas de redes y de comunicación seguras”.

Todas estas tecnologías pasan en la actualidad por servidores compartidos para que la conectividad entre los agentes sea mucho más fluida y eficaz. Es aquí donde la seguridad juega un papel determinante. “Para las empresas es esencial evitar el robado de datos y los ciberataques”, recalca Vela. En este sentido, insiste en que “la digitalización pasa por externalizar servicios”, por lo que si la industria no es capaz de hacerlo de una manera fiable “el desarrollo podría frenarse”.

El proyecto, en el que ITCL es el principal centro de investigación, tiene una causística común para todas las empresas. De esta manera, se trata de buscar soluciones a un problema que afecta a todos los sectores para después parametrizarlo. Así, también hará especial hincapié en otros asuntos como los sistemas de inteligencia artificial para análisis de comportamiento, la realidad virtual aplicada al mantenimiento o el modelado de sistemas.

Otra tecnología fundamental en Industria 4.0 son las propias de la producción aditiva o fabricación 3D. Este centro tecnológico quiere ayudar a las empresas a adaptarse a estos cambios que van a revolucionar la industria. Muchas empresas van a poder fabricar con este tipo de técnicas por lo que, en opinión de su Director Gerente, el ITCL tiene que estar en el centro de todo esto, transmitiendo y ayudando a las empresas a posicionarse.

En este punto juega un papel fundamental el área de formación de este centro tecnológico, a través de la cual, mediante seminarios y acciones formativas planificadas durante todo el año se transfiere a las empresas conocimientos y experiencias, sobre la evolución de modelos de fabricación por la producción aditiva o qué productos se van a poder hacer con impresoras 3D, tecnologías, materiales etc., así como seminarios sobre tecnologías facilitadoras de la Industria 4.0.

José María Vela señala que este tipo de decisiones son la clave del futuro de la industria: “Estamos hablando de la fabricación, que es el corazón de este sector”. Por esta razón, considera que todos los cambios que se están produciendo a nivel de digitalización se lo tienen que plantear en un período muy corto de plazo, tanto las empresas como los centros tecnológicos y las instituciones.

“Ahora es el momento de estar”, reitera el director de este centro tecnológico, ya que hay muchas organizaciones trabajando sobre industria 4.0 y “no basta con decir que nos va a llegar, porque el futuro ya está aquí”.Este es el planteamiento que tienen que tener claro las empresas porque una reacción tardía les puede “dejar fuera del mercado”.

Es más que evidente que en los próximos años el mundo empresarial se va centrar en las TIC’s. A los aspectos ya mencionados, se unen otras preocupaciones de la empresa como la eficiencia y ahorro energético, o el llamado Big Data de cara a aplicar una simplificación al tratamiento masivo de datos para tener herramientas de ayuda en la toma de decisiones.

Todos estos aspectos se investigan a diario por el equipo de profesionales del ITCL, que está compuesto por medio centenar de trabajadores, al que se le incorporarán este año 2017 otros seis investigadores, y por el que cada año pasan entorno a 12 becarios, dentro del compromiso de fortalecer el talento y la promoción de futuros profesionales, fundamentalmente procedentes de la Universidad de Burgos. El reto de adelantarse a los cambios ha sido la nota dominante de ITCL durante las últimas tres décadas en las que han sido pioneros en sistemas de gestión de producción, tecnologías de mejora de productividad, o en el desarrollo de simuladores.

Esta es otra de las señas de identidad de este centro tecnológico. A través de la realidad virtual, simulan el funcionamiento de una línea de producción antes de que entre en funcionamiento. Además, estos simuladores también están enfocados a la formación sin riesgo y a la evaluación o aprendizaje en el campo civil y militar. Por ejemplo, países como México utilizan estos sistemas para otorgar permisos de conducción y, según Vela, es un ámbito que a buen seguro “crecerá en los próximos años”.

Con este historial innovador y a la vez formador, no es de extrañar que el ITCL tenga como principal objetivo para los próximos años estar en el centro de la llamada revolución 4.0 a nivel regional, nacional e internacional. Este centro burgalés pretende colocarse en los primeros puestos de la parrilla de salida de la digitalización de la empresa que se caracterizará por estar conectada y, además, en la búsqueda continua por la sostenibilidad. El futuro ya está aquí y la industria de la Comunidad debe saber interpretarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.