Capacitación tecnológica, prioridad de los trabajadores inmigrantes - ITCL

La necesidad de capacitación tecnológica se presenta como “una prioridad” en un mercado de trabajo cambiante y muy exigente, y uno de los grandes reto desde el punto de la tecnología para el mercado laboral de la población inmigrante, y de otros sectores como los desempleados o las personas con perfiles profesionales menos cualificados.

Así se ha puesto de manifiesto hoy en Burgos durante la presentación del estudio ‘Situación y caracterización de los trabajadores inmigrantes’ en Burgos desarrollado por ITCL y que elabora anualmente la Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos (FAE) y la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (CECALE), gracias a la financiación de la Junta de Castilla y León.

En la misma han participado la consejera de Empleo e Industria de la Junta, Carlota Amigo, además, de los responsables de FAE e ITCL, Miguel Ángel Benavente y José María Vela, respectivamente, entre otros.

Amigo ha puesto de relieve la importancia que tienen las competencias digitales para toda la población, con especial interés a los migrantes. En este sentido, ha avanzado que desde el Gobierno regional se lleva un tiempo trabajando en un plan de trabajo que busca que la adquisición de competencias digitales y de ciberseguridad en toda la región.

“Nos sorprende que haya empresas que solicitan perfiles profesionales que no se encuentran”, aseveró la responsable regional que entiende que el citado plan debe de tenerse en cuenta para población inmigrante, desempleados o personas de Castilla y León que necesiten renovar sus competencias.

Mercado de trabajo cambiante

Por su parte, Vela ha destacado cómo “la realidad hoy es que los efectos de la pandemia han acelerado los procesos de digitalización, acortando los plazos“, lo que plantea un mercado de trabajo que nada tiene que ver con el de hace una década”.

Así, el responsable de ITCL ha dicho que “estamos ya en un mercado laboral que cada vez es más complejo y competitivo y donde la necesidad de capacitación tecnológica es una prioridad para todos los trabajadores, y especialmente lo es para las personas migrantes si queremos facilitar su acceso al empleo o su permanencia en los puestos de trabajo”.

Presentación del estudio ‘Situación y caracterización de los trabajadores inmigrantes’

Datos del estudio

En el estudio de FAE se comprueba que la población extranjera durante este último año continúa creciendo en la provincia de Burgos y representa un 7,99% de la población de la provincia (2.183 ciudadanos extranjeros más).

Asimismo en Burgos, de las autorizaciones de trabajo concedidas en 2019, 1,26% lo son en puestos de dirección y el 9,46% en puestos de técnicos y profesionales científicos e intelectuales, valores superiores a los registrados en España donde de los extranjeros afiliados a la SSSS en 2019, tan solo un 2,48% lo están en actividades científicas o técnicas.

Competencias y desarrollo profesional

De la buena práctica presentada por el Grupo Apellaniz, se desprende que en el proceso de capacitación de trabajadores migrantes sería una buena estrategia “comenzar con una primera fase básica de ayuda a la integración laboral y una fase posterior de trabajo para dotar de mayores competencias y desarrollo profesional”, ha explicado Vela.

Precisamente, esa segunda fase pone sobre la palestra algunos de los retos que la digitalización del tejido empresarial supone, la necesidad de nuevos perfiles profesionales caracterizados por unas ‘skills’ adaptadas a la transformación digital.

Entre otros, se entiende que la capacitación debe estar en línea con su formación base, así como algunos mecanismos existentes como: Procesos de captación de talento de personas formadas; Apoyo al emprendimiento; FP y formación dual; Capacitación en el puesto de trabajo, y preparación para nuevos puestos de profesionales digitales.