Un viaje a las sensaciones y a la conservación del patrimonio - ITCL

Un viaje a las sensaciones y a la conservación del patrimonio

Visita virtual a la Abadía de Santo Domingo de Silos

¿Se imaginan descubrir los monumentos más importantes de una ciudad sin moverse de su sillón o retroceder cuatro siglos en el tiempo como si de una película de ciencia ficción se tratara? Gracias a la realidad virtual (RV) lo que hace décadas podría ser el argumento de una serie de moda es posible.

Realidad virtual y patrimonio cultural son el binomio perfecto y uno de los grandes alicientes que han de tener en cuenta los gestores culturales en aras a la conservación del mismo y su apuesta de futuro. No hemos de olvidar que este tipo de tecnologías, que permiten tanto recreaciones históricas como visitas virtuales a museos o espacios de interés, suponen un motivo extra para que los visitantes puedan descubrir aquellos rincones ocultos de un bien patrimonial.

Entre otros, la realidad virtual se suma la conservación de aquellas piezas o espacios más deteriorados. El visitante no accede a ellos de forma física pero sí a través de sistemas tecnológicos que le ayudan a comprender cómo era el espacio en el momento de su construcción o descubrir cómo el paso de los siglos ha dado lugar al estado actual.

Todo un paseo por la historia que, además de permitir el conocimiento de un monumento o enclave concreto, hace posible un viaje en el tiempo implementando su conservación.

Ventajas de utilizar Realidad Virtual en el patrimonio cultural

El patrimonio cultural es uno de los grandes pilares de países como España en cuyo PIB contempla buena parte de acciones. Es por ello que la suma de proyectos de realidad virtual a los planes de acción culturales han de ser entendidos como un aliciente tanto a nivel turístico como en lo que a conservación de éstos de refiere.

La aplicación de simuladores hace posible, de igual forma, que el turista descubra el elemento patrimonial que se quiere destacar, así como la conservación del mismo. El turista podrá saber en qué momento se encuentra el espacio, cómo se gestó su creación, quienes han sido sus moradores, e incluso podrá interactuar con personajes históricos que le interpelarán en su recorrido.

De este modo, la visita a un museo, a unas ruinas o a un yacimiento arqueológico o natural cobrará un sentido mayor al poder completar toda la información.

Descubrir la Abadía de Santo Domingo de Silos (Burgos)

Uno de los rincones más preciados de la provincia de Burgos y exponente del patrimonio románico del Medievo en Europa es el monasterio de Santo Domingo de Silos (Burgos). Un espacio que ya cuenta con un sistema de realidad virtual gracias a un proyecto del ITCL que hace posible que cualquier persona pueda acceder de forma libre a algunas de sus famosa salas monásticas gracias al renderizado 3D interactiva en tiempo real.

El usuario puede interactuar con el entorno cogiendo partituras de canto gregoriano y escuchar las mismas o  simulando visitar la sala por la noche con una tenue luz en su mano. Asimismo, la realidad virtual permite conocer uno de los espacios donde la entrada está prohibida para el turista: la sacristía.

Todo un valor añadido a un bien patrimonial que cada año recibe a cientos de turistas de todo el mundo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.