Patinete eléctrico, ¿sí o no? - ITCL

Patinete eléctrico, ¿sí o no?

Patinete eléctrico, ¿sí o no? El patinete eléctrico es un medio de locomoción que ha venido para quedarse. Más allá de la polémica que pueda generar su uso, el patinete eléctrico es un vehículo nuevo, rápido y poco contaminante.

En el caso del patinete eléctrico estamos hablando de la evolución de un juguete reconvertido en vehículo para adultos. Resulta complicado poder explicar los motivos que avalen este nacimiento. Si hablamos de la suma de la necesidad de una movilidad rápida y económica, el resultado es el patinete eléctrico.

Patinete eléctrico, sí

Como hemos explicado, sobre todo en las grandes ciudades, existe una necesidad de movilidad rápida. Por este motivo, el uso de la bicicleta y, ahora del patinete, es obligatorio. Además, este uso está favorecido por la facilidad de aparcamiento. A esto hay que añadir, que el uso del patinete eléctrico favorece el bolsillo de los usuarios ya que el consumo de estos vehículos es bajo. Esto supone que el patinete eléctrico puede convertirse en el sustituto ideal de los vehículos de motor movidos por combustibles fósiles. Tanto los gobiernos como los usuarios parece que apuestan por los coches eléctricos. Por lo que parece natural la masiva proliferación de patinetes eléctricos.

Patinete eléctrico, no

El uso del patinete eléctrico no está exento de polémica. Por un lado, hablamos de la velocidad que pueden alcanzar estos vehículos. Por otro lado, hablamos de los espacios para circular sin interferir con peatones y otros vehículos. A esto hay que añadir que ya se han registrado accidentes, algunos graves, entre patinetes y peatones. La regulación de la circulación de los patinetes eléctricos, su velocidad, los espacios por los que ir y la seguridad de los conductores son aspectos a tener en cuenta.

 

Patinetes eléctricos y legislación

La rapidez con la que se está imponiendo este nuevo vehículo está siendo más rápida que la legislación que regula su uso. Los ayuntamientos todavía están trabajando en las diferentes ordenanzas reguladoras. Ciudades como Madrid ya han incluido la regulación de este vehículo en su normativa de movilidad. Otras ciudades como Barcelona o Valencia limitan la velocidad para zonas peatonales y estudian nuevas acciones. Por su parte, la Dirección General de Tráfico también ha anunciado que está trabajando en una regulación nacional del uso de estos vehículos. El objetivo final es conseguir seguridad en la circulación de estos patinetes y conseguir una buena convivencia son peatones y otros vehículos.

ITCL y los patinetes eléctricos

ITCL  es un centro que se caracteriza no solo por una vigilancia sobre las nuevas tecnologías y su desarrollo,  también cuenta, entre sus líneas de trabajo, con la investigación en movilidad sostenible como herramienta de presente y futuro. A este respecto, ITCL no es ajeno al uso de estos nuevos medios de transporte. Este centro tecnológico ya está trabajando, con diversas entidades nacionales e internacionales, en sistemas de préstamo para uso compartido de patinetes. Se trata de un sistema de préstamo similar al de bicicletas que ya desarrolló y patentó este centro. Este sistema, en la actualidad, está presente en numerosas ciudades españolas y europeas.

Un comentario en “Patinete eléctrico, ¿sí o no?
  1. Eduardo Elúa dice:

    Interesante artículo sobre los patinetes eléctricos. Llevo varios meses moviéndome por Burgos por este novedoso sistema de transporte y estoy seguro de que es un punto de inflexión dentro de la movilidad en las ciudades. Una de las grandes ventajas que tiene el patinete versus la bicicleta, es que es muy fácil de guardar en casa o en la oficina, evitando tanto robos como desperfectos cuando se estacionan en la calle. Respeto al scooter sharing que se comenta en el artículo debe enfocarse al mercado turístico que es el que realmente necesita este recurso para movilizarse en la ciudad. Esta modalidad no tiene mucho sentido para el residente de la ciudad ya que va a tender a comprar su propio patinete. Con respecto Bicibur es un modelo que hay que replantear y enfocarlo más al turista; no tiene mucho sentido cerrar las puertas a este sector que es el que más podría demandarlo. En Burgos hay una gran posibilidad de desarrollar pilotos de movilidad con modelos tanto de scooter sharing como de bike sharing enfocados a un sector turístico con una estrategia de programar rutas a distintos monumentos y ubicaciones turísticas de la ciudad, mediante tecnología de geoposicionamiento, guía por voz, etc.. Una apuesta interesante para la ciudad y un modelo para poder replicar en otras ciudades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.