Hospitales más eficientes con tecnología 4.0 - ITCL
Mejorar las políticas de eficiencia energética en hospitales, es el principal objetivo del proyecto Hospital Sudoe 4.0 en el que participa el Instituto Tecnológico de Castilla y León.
Fuente: Innovadores, Diario de Valladolid. 12 noviembre 2019

Varias entidades, grupos de trabajo y colaboradores de Portugal, Francia y España, liderados por el Instituto Tecnológico de Castilla y León, han puesto en marcha un proyecto pionero que pretende dar soluciones para mejorar la eficiencia energética en edificios públicos de uso continuado, como son los complejos asistenciales y hospitales.

Hospital Sudoe 4.0 se enclava en el programa de cooperación Interreg Sudoe en el que se engloban proyectos transnacionales de España, Francia y Portugal y que se caracterizan por abordar diferentes campos de estudio desde un punto de vista colaborativo entre los países del territorio del Sureste de Europa. De esta manera se busca favorecer las sinergias entre los grupos de investigación favoreciendo que todos los agentes implicados tengan un papel relevante en el proceso y aporten su experiencia y conocimiento para conseguir un resultado óptimo.

Como punto de partida se han escogido tres hospitales del territorio Sudoe: el Hospital del Perpetuo Socorro de Badajoz, el Hospital de Leiria en Portugal y la Clínica Belharra en Biarritz, Francia. En una primera fase, los diferentes grupos de trabajo van a recoger y analizar datos sobre eficiencia energética de los hospitales de manera teórica mediante cuestionarios que ayudarán a caracterizar cada uno de los complejos asistenciales a través de cinco pilares de análisis básicos como son la monitorización de consumos energéticos, el consumo de agua, la calidad del aire, la envolvente térmica y la autogeneración de energía.

Una vez que se hayan gestionado esos datos reales de la monitorización, desde el ITCL se desarrollará un gemelo virtual de cada hospital basado en tecnologías 4.0 como IoT para la captura de datos, motores de cálculo de eficiencia energética, Big Data o Inteligencia Artificial. De esta manera se podrán hacer comparativas entre el consumo que debería tener de manera teórica, el consumo que tiene realmente y el dato de eficiencia energética de cada una de las áreas de análisis. Como explica David González, responsable de este proyecto en el ITCL, esta herramienta servirá para identificar ineficiencias y definir mejoras para el ahorro de consumo energético en cada uno de los casos. Con la introducción de este elemento novedoso se podrá hacer un control de consumos, se identificará el potencial de mejora y, además, se implementarán una serie de avisos y alarmas para aprovechar la monitorización en tiempo real del edificio, con lo que se podrá conocer dónde se está desaprovechando los recursos energéticos en cada momento. Todo ello para ‘proporcionar información suficiente a los gestores del hospital para tomar acciones encaminadas a la mejora de la eficiencia’.

Con el gemelo virtual además se desarrollará la Plataforma Sudoe 4.0. Con esta herramienta virtual cada hospital podrá evaluar una serie de ítems para conseguir un Pasaporte de Renovación de Edificios Hospitalarios que le indicará qué acciones concretas y procedimientos que tiene que llevar a cabo para lograr la eficiencia energética máxima o la excelencia en la gestión del hospital.

En la última fase del proyecto se tiene previsto llevar a cabo acciones de formación, información y difusión de los resultados obtenidos con cursos que se impartirán a responsables de otros hospitales y en los que se les mostrará las utilidades de la plataforma para que lo puedan integrar en su día a día. La idea es poder implantar esta herramienta en gran parte de los 617 hospitales públicos del territorio Sudoe y a las redes hospitalarias de toda Europa. Por otro lado, uno de los socios del proyecto, la Agencia de la Energía de Portugal (ADENE), realizará un estudio paralelo a partir de los resultados obtenidos, para la aplicación de políticas públicas para mejorar la eficiencia energética en edificios.

Hospital Sudoe 4.0 introduce en el campo del estudio de la eficiencia energética nuevos elementos como es el gemelo virtual y el Pasaporte de Renovación de Edificios Hospitalarios que en un futuro se podría extrapolar a edificios de uso continuado como viviendas, hoteles, o edificios públicos. Todo ello para conseguir que, en este caso los hospitales, ‘se acerquen lo más posible a edificios de energía casi nula’ y contribuyendo a la reducción de las emisiones de carbono, la gestión inteligente de la energía, el uso de energías renovables o la renovación de las infraestructuras públicas.
Como explica David González, en el estudio de la eficiencia energética en edificios ya se han llevado a cabo y se siguen desarrollando proyectos que son un referente y que tratan los diferentes elementos que intervienen en la gestión de la energía de manera individualizada. La novedad que introduce Hospital Sudoe 4.0 es que todos esos indicadores se abordan de manera conjunta para dar una visión global.

Precisamente favorecer las sinergias con otros proyectos relacionados con este campo de investigación y que ya están en marcha, llevarán a mantener colaboraciones con algunas experiencias de renovación de edificios realizadas en Portugal o los programas que se están llevando a cabo en el uso de energías renovables y eficiencia energética impulsados por el Ayuntamiento de Zaragoza.

Este proyecto, que arrancó en Burgos el pasado octubre, se desarrollará hasta marzo de 2022 y cuenta con un presupuesto de más de 1, 4 millones de euros de los cuales algo más de un millón han sido cofinanciados por la Comisión Europea a través de los fondos FEDER.