Así mantienen su actividad las empresas de Castilla y León en plena crisis del coronavirus - ITCL jQuery(document).ready(function () { if (window.location.href.indexOf("/en/") > -1){ jQuery("#footer-info span").html(' | Privacy policy | Legal note '); } });

Fuente: Castilla y León Económica, 19 marzo 2020

Teletrabajo, reorganización de la plantilla, servicios ‘online’ o modificación de horarios son algunas de las herramientas aplicadas para evitar el colapso de la economía

La vida nos ha cambiado a todos en cuestión de días, de horas. Y sin embargo, la vida sigue, y con ella la actividad de muchas de nuestras empresas que cada día levantan su persiana (aunque la expresión sea metafórica en la mayor parte de los casos) para poder seguir ofreciendo productos y servicios que la sociedad necesita. Recogemos en este artículo algunos ejemplos.

Pocas empresas pueden tomar el pulso a la actividad empresarial como Asercomex Logistics, la firma burgalesa de comercio exterior que, por el momento, se mantiene 100% operativa, con el 50% de sus 26 empleados teletrabajando y la otra mitad en las oficinas.

Ignacio San Millán, su director general, explica que están intentando mover mercancías en los mercados internacionales, una tarea no exenta de dificultad en la actual coyuntura, con la cancelación de vuelos directos entre España y EE UU y el colapso en la entrega de material procedente de China. No obstante, el empresario señala que procuran sortear las dificultades “con todas las alternativas legales que están a nuestro alcance”.

Subasta

El director general de Asercomex Logistics hace hincapié en que apenas hay espacio disponible para el transporte en los aviones, “por lo que se ha convertido en una subasta. El que más paga es el que mueve sus mercancías”, relata, y aporta datos: “los precios del transporte se han multiplicado por 5 y cada día que pasa el incremento es mayor”.

San Millán explica que Asercomex Logistics está intentando traer material sanitario procedente de China ante la escasez en los hospitales castellanos y leoneses, pero admite las complicaciones. “China es el gran suministrador, pero estadounidenses, alemanes y franceses, entre otros, intentan comprar lo mismo que nosotros. Al final, el material se vende al mejor postor”.

También precisa que el parón de actividad de muchas empresas “nos ha venido bien porque no tenemos esa necesidad urgente de entrega de mercancías”. El empresario burgalés asegura que esta semana y la próxima mantendrán su actividad igual que hasta ahora, y a partir de entonces valorará la situación.

Incremento de volúmenes

El sector del transporte y la logística se sitúa en primera línea ante esta inédita coyuntura. En XPO Logistics responden a las necesidades de muchas empresas fabricantes de productos de alimentación y consumo en Castilla y León, piedra angular del tejido empresarial de esta comunidad autónoma. “Hemos experimentado un importante incremento en los volúmenes de estas compañías, principalmente en productos alimentarios y de higiene personal, así como de supermercados y grandes superficies de alimentación para las que trabajamos. En productos como papel higiénico, legumbres, leche o caldos, el aumento ha sido superior al 50% y en alimentos como pasta, galletas o harina, el incremento ha sido del 30%”, detalla Massimo Marsili, director general de Transporte en España, Portugal y Marruecos de XPO Logistics.

Como muestra de la capacidad de respuesta de esta compañía ante situaciones de crisis como la actual, “en la que se están registrando picos de demanda constantes, solo durante el pasado sábado y domingo desde que se declarase el estado de alarma hemos cargado más de 450 camiones para 800 puntos de entrega y hemos entregado más de 10 millones de kilos de suministros a supermercados y grandes superficies”, precisa Marsili.

Garantía de suministro

Otro caso paradigmático es el de Aquona, toda vez que garantizar el suministro de agua a la población es absolutamente crítico. La calidad y la seguridad del agua potable está garantizada en todo momento. Los actuales procesos de tratamiento y los parámetros de control del agua de consumo garantizan la calidad sanitaria, no viéndose ésta afectada por la actual situación. Aquona, en coordinación con las autoridades estatales y regionales y en conformidad con sus orientaciones, ha implementado una serie de medidas preventivas encaminadas a proteger la seguridad sanitaria de todos sus empleados, así como a preservar el normal funcionamiento de las instalaciones en las que opera, sean plantas de depuración, potabilización o suministro”, aseguran en la empresa.

De la misma manera, con el objeto de proteger la salud de sus empleados, la de sus clientes y garantizar la continuidad del servicio con medios alternativos, Aquona recuerda que la ciudadanía tiene a su disposición el área de clientes de la página web donde puede realizar todas sus gestiones, que es www.aquona-sa.es.

Teleformación

El Grupo Aspasia centra en estos días sus esfuerzos en la teleformación. La empresa dedicada a la formación, pese a tener sus aulas físicas cerradas, sigue activa para “dar una alternativa formativa a la sociedad”. Pese a las dificultades para las empresas y la coyuntura económica tan especial que supone este estado de alarma, la entidad dirigida por Lorenzo Alonso Nistal ha reaccionado rápidamente y trabaja para que todo aquel que quiera seguir formándose tenga una oportunidad para ello.

“Estamos potenciando nuestra oferta formativa online para que la gente que lo desee tenga opciones de formarse y aprovechar este tiempo de cuarentena”, precisa Alonso Nistal. Desde que se decretó el estado de alarma y el cierre de los centros formativos,  esta entidad se ha puesto en marcha para que sus aulas virtuales estén dispuestas para todo aquel que desee pasarse por ellas.

6 hospitales en Castilla y León

Mención aparte merece el Grupo Recoletas, una compañía del ámbito de la sanidad privada con 6 hospitales en Castilla y León en los que dispone de más de 350 camas de hospitalización, además de una veintena adicional de boxes de urgencias, 17 puestos UCI, con 11 respiradores de UCI y 25 respiradores de quirófano.

“Desde Recoletas, como no puede ser de otra manera, seguimos los protocolos establecidos por el Ministerio de Sanidad y trabajamos en colaboración y coordinación con las autoridades sanitarias regionales para hacer frente a esta pandemia. La seguridad del personal en una situación como la actual es un elemento diferenciador donde se requiere poner especial foco, tomando las medidas necesarias para evitar, en la medida de lo posible, el contagio al personal sanitario y al resto de trabajadores, estableciendo una serie de medidas completas de seguridad”, aseveran en la compañía. 

La actividad de los centros que forman el grupo se ha modificado hasta como mínimo finales de marzo, y han adoptado una serie de medidas operativas y de asistencia, como es la cancelación de la actividad programada de los próximos días con diversas adaptaciones, como la implantación de la video consulta y telemedicina en los casos que la situación lo permita, con suspensión del servicio de rehabilitación y pruebas diagnósticas, salvo las que el criterio médico determine como inaplazables. Otras especialidades mantienen, en parte, su actividad, como revisiones del primer mes de vida y vacunaciones en Pediatría, determinados pacientes del servicio de Ginecología y el servicio de Oncología para enfermos con tratamientos activos en radioterapia y quimioterapia.

Reubicación de plantilla

El Grupo Antón, una compañía familiar del sector servicios cuya principal actividad es la limpieza, se ha visto obligada a reubicar a parte de su plantilla en función de la realidad de sus clientes. Así, por un lado, algunos de los centros de trabajo en los que presta sus servicios, principalmente del sector de automoción, han cerrado sus puertas, y sin embargo el 100% de sus clientes del sector agroalimentario le han solicitado refuerzos para intensificar los protocolos de limpieza y desinfección en sus centros productivos. “Son los clientes los que nos van marcando la pauta. Nosotros hemos tenido que reforzar la formación de parte de nuestra plantilla en protocolos específicos de limpieza y desinfección para hacer frente a situaciones como la que estamos viviendo”, explican sus responsables. En Grupo Antón, cuyo personal de oficinas está teletrabajando en un 70%, si bien mantiene su servicio de atención al cliente al 100%, aseguran tener algunos problemas de desabastecimiento de algunos productos, como los desinfectantes de manos.

Las compañías tecnológicas, por su parte, ofrecen soporte en remoto. Es el caso de NUT Consulting. Los trabajadores de la firma vallisoletana desempeñan su actividad con normalidad al 100% en la modalidad de teletrabajo. El Departamento de Soporte recibe llamadas a través de una plataforma creada por Microsoft que sustenta el trabajo en equipo en la empresas, denominada TEAMS, aunque se han incrementado las solicitudes por mail y las llamadas directas a varios móviles habilitados por NUT Consulting. Luis García, director gerente de la compañía tecnológica, señala que ya era habitual que el Área de Soporte “pudiera actuar en nuestros clientes mediante telesoporte, lo que agiliza enormemente su tarea”. El Departamento de Programación tiene habilitado una VPN que les permite trabajar con eficacia y los servicios que habitualmente eran presenciales se realizan en remoto. La empresa realiza teleformación y teleinstalación.

Habituados al teletrabajo

Otro ejemplo del sector tecnológico es Proconsi, la compañía leonesa para la que el teletrabajo “es algo a lo que estamos habituados. Por ello, contamos con todas las medidas necesarias para continuar ofreciendo nuestros servicios al cliente con toda la normalidad que permiten las restricciones impuestas desde la administración, por ejemplo en lo relativo a desplazamientos”. En la actualidad, más del 80% de su plantilla trabaja desde sus casas, “gracias a la excelente labor desarrollada por nuestro Departamento de Sistemas y Ciberseguridad para mantener nuestros equipos y conexiones seguras y a pleno rendimiento”. Desde el inicio de esta crisis, Proconsi realizó una campaña informativa centrada en el teletrabajo, sus virtudes y buenas prácticas, con el objetivo de que los clientes que están en disposición de llevarlo a cabo puedan continuar con su actividad con relativa normalidad. “Seguimos ofreciendo soporte técnico que no sólo solucione las incidencias del día a día, sino que pretende favorecer al máximo el rendimiento en el uso de nuestras soluciones de software para superar con éxito esta crisis también desde el punto de vista empresarial”, aseguran en la firma leonesa.

En el caso de STI TEcnologías de la Información “ya estábamos preparados para el teletrabajo, por lo que esta situación no ha supuesto mucho cambio. También a gran parte de nuestros clientes bajo servicio ya les habíamos instalado sistemas seguros de acceso remoto, o aplicaciones en nuestra nube. La semana pasada establecimos un plan para enviar a la mayor parte del personal a su casa, avisar a clientes y planificar y establecer prioridades de actuación. Queda en la oficina un pequeño retén para poder recibir y entregar mercancía (principalmente ordenadores portátiles preparados) y atender in situ a los pocos clientes que lo necesiten, que probablemente podamos reducir en breve.  Y sí, estamos teniendo muchísimas peticiones para habilitar o ayudar a clientes a establecer métodos de teletrabajo. Quiero destacar la alta colaboración de todas las personas involucradas, tanto de mis colaboradores como del personal de nuestros clientes”, detalla Rubén García Bayón, gerente de STI.

Reuniones en remoto

Expert One, que implanta el teletrabajo en todas sus oficinas, como es el caso de la delegación de Valladolid, y opta por las reuniones remotas para mantener el servicio a sus clientes, para lo que, además, mantiene abiertas las líneas de comunicación habituales.

Otra que previó la situación fue Xeridia, que comenzó a tomar las primeras medidas de preparación del Plan de Contingencia por Coronavirus el pasado 2 de marzo y a lo largo de la semana del 9 de marzo, la práctica totalidad de los 80 empleados de la empresa tecnológica leonesa pasaron a teletrabajar. Estas medidas afectan a los trabajadores ubicados en sus oficinas de León, Madrid y Londres. Según sus responsables, el rápido crecimiento de la compañía en los últimos años, ha hecho necesaria una inversión en mejora de las infraestructuras, capacidad y seguridad de las redes, actuaciones que han facilitado enormemente las medidas de contingencia tomadas en las últimas semanas, por lo que por ahora el trabajo se está realizando sin incidentes relevantes.

Data center propio

Nunsys, con oficina en Valladolid, estableció el teletrabajo el pasado lunes para el 90% de su plantilla, compuesta por más de 500 profesionales en todo el país. “La tecnología nos permite replicar en nuestras casas las mismas herramientas de datos, voz y software de gestión que tenemos en la oficina”, explica Jesús Medina, delegado de esta compañía en Castilla y León. La empresa, que es partner tecnológico de las principales mayoristas de telecomunicaciones como Poly y Avaya, cuenta con la ventaja añadida de poseer un data center propio en el que “alojamos la central virtual a la que acceden los trabajadores en remoto a través de una VPN que garantiza las conexiones ciberseguras”, señala Medina, que recuerda que, además, trabajan en la implementación en todo tipo de negocios de tecnologías de colaboración que habiliten el trabajo en remoto de la manera más segura posible.

Rutinas

José Julián Nieto, director regional de Adecco Castilla Noroeste, señala que su empresa opta por el teletrabajo, “una situación nueva para muchos”, por lo que recomienda las medidas que se toman en su compañía para que la situación afecte lo menos posible a la actividad. Así, además de asegurar la conectividad de los equipos informáticos, el ejecutivo indica que es conveniente establecer una ubicación fija en el domicilio para trabajar de forma habitual, unos horarios que repliquen los habituales y que sean comunes para el equipo y rutinas de comunicación.

En el caso de Agropal, como integrantes de la cadena alimentaria y por la necesidad de que agricultores y ganaderos sigan desarrollando su trabajo para alimentar a la población y evitar la pérdida de cultivos y animales, todos los centros y fábricas de la empresa palentina permanecen abiertos en el horario habitual, cumpliendo los protocolos exigidos por las autoridades sanitarias. Además, el grupo cooperativo ha establecido una serie de medidas para garantizar el suministro en situaciones extremas, como son que una parte de la plantilla permanezca en sus hogares como retén por si fuese necesario superar cualquier restricción normativa y el aprovisionamiento de las materias primas necesarias para garantizar la producción y el suministro. Por otra parte, solicita a sus socios y clientes que limiten al mínimo imprescindible su presencia física en las instalaciones y cumplan con las normas de sanidad establecidas.

Cambio de horario y control de aforo

Mercadona ha ido modificando sus medidas con el paso de los días. Así, entre las últimas decisiones en adoptarse en la compañía presidida por Juan Roig está el control del aforo de sus supermercados, que reducen sus horarios para estar abiertos de 9 a 19 horas, y señaliza la distancia mínima entre personas. Los mayores, personas con discapacidad o con movilidad reducida, así como las embarazadas y los acompañantes de estos colectivos tendrán preferencia a la hora de realizar sus compras.

Sus responsables subrayan que se garantiza el abastecimiento de las tiendas, en las que no se admiten devoluciones, y que se han tomado las medidas de higiene necesarias para reforzar la salud y seguridad de los trabajadores, así como los procesos de desinfección de los establecimientos. En este sentido, se han instalado en cada tienda geles desinfectantes y papel para que los clientes puedan limpiar el mango del carro y reforzar su higiene.

Además, establece unas recomendaciones generales a sus clientes, como son acudir una sola persona a hacer la compra, evitarlo si se pertenece a grupos de riesgo y espaciarlo a lo largo del día para evitar esperas. Además, Mercadona pide a los compradores agilidad y rapidez, no almacenar productos innecesariamente, pagar con tarjeta y el uso de guantes para manipular los productos perecederos.

Plantilla dividida en 2 grupos

“Como el resto de empresas, hemos puesto en práctica medidas de protección, prevención y ayuda, tanto para nuestros empleados, familias, clientes y colaboradores”, detalla María Tamariz, CEO de Sáenz Suministros Industriales, que añade: “el pasado 11 de marzo decidimos que íbamos a permanecer junto a nuestros empleados y que desarrollaríamos las actuaciones necesarias para seguir contando con todos. Somos empresa familiarmente responsable y así nos vamos a defender”.

La empresa vallisoletana ha dividido su equipo en 2 grupos, de forma que uno trabaja presencialmente en las instalaciones y el otro, teletrabaja. De esta manera, mantiene el abastecimiento para las compañías encargadas de la fabricación de productos necesarios para paliar esta situación, como son las de los sectores farmacéutico, alimentario y sanitario, así como Guardia Civil y Policía y ayuntamientos, entre otros. “Nuestros stocks están a su entera disposición y, por ello, queda reservada para ellos cada unidad de nuestros almacenes”, explica la CEO de Sáenz, que subraya que los protocolos de recogida, envío y entrega quedan supeditados a las medidas de higiene y protección necesarias para evitar el contagio y romper la cadena de propagación. Además, la compañía aprovecha las ventajas de las redes sociales para comunicar las medidas tomadas ante esta situación a sus clientes y colaboradores.

Descuento en tienda ‘online’

La bodega Castelo de Medina ha facilitado el teletrabajo a los empleados que pueden desarrollar sus funciones en esta modalidad; mientras que el resto ha restringido al mínimo posible sus desplazamientos hasta sus instalaciones en Villaverde de Medina (Valladolid), siempre asegurando el abastecimiento de los vinos a los clientes. Además, la bodega permanecerá cerrada al público mientras siga vigente esta situación. Por su parte, la tienda online ofrece un descuento del 10% en sus productos aunque sus plazos de entrega se dilatan hasta un máximo de una semana.

Centros tecnológicos

ITCL Centro Tecnológico sigue trabajando en este momento excepcional con toda su plantilla para poder ofrecer el mejor servicio a todos sus clientes”, apuntan sus responsables que detallan que se han implementado todas las medidas necesarias y se están haciendo todos los esfuerzos “para que los proyectos y trabajos encargados puedan llegar en tiempo y forma a nuestros socios y clientes, pese al estado de alarma que vive nuestro país”. Además, el centro con sede en Burgos, mantiene una especial atención a los avances tecnológicos puestos en marcha en otros países para frenar al Covid-19. Asimismo, realiza un seguimiento de proyectos y trabajos mediante videoconferencias, reuniones virtuales y sistemas de teletrabajo que garantizan la seguridad de todos.

El modelo de negocio de Cartif ha permitido a este centro tecnológico con sede en Boecillo (Valladolid) seguir al 100% de su capacidad en esta situación sociosanitaria en la que nos encontramos. Los cerca de 200 trabajadores que forman su equipo trabajan en una modalidad mixta: el 90% realiza teletrabajo desde este miércoles; mientras que 10% restante lo hace de manera presencial. Estos últimos corresponden a puestos que no permiten realizar el trabajo de manera telemática, como las personas que forman parte de los Laboratorios de Análisis y Ensayos, Mantenimiento u otros puestos que requieren presencia física en el centro, pero en todos los casos se adoptan todas las medidas de protección necesarias. De esta manera, todos los departamentos de Cartif se mantienen operativos con el fin de garantizar su actividad y los servicios que prestan hasta que la situación mejore. 

Gestión de la incetidumbre

Juan Martí Ros, director general de Todo Embalaje, considera “vital la gestión de la incertidumbre y de la histeria colectiva” y recomienda “trasmitir confianza y serenidad”. Asimismo, explica que los pedidos de los clientes “vitales”, como los supermercados, “se duplican y se entrega uno a uno a una agencia por si hubiera algún problema”. Martí Ros detalla que a la espera de que se plasme en medidas concretas el plan de ayudas del Gobierno se plasme en algo, la empresa vallisoletana está anticipando confirming, descuentos, pagares y recibos “con el fin de estar financieramente lo mejor preparados posibles”.

En cuanto a la operativa en su planta ubicada en Aldeamayor de San Martín (Valladolid), incluye el reparto de mascarillas, guantes y geles desinfectantes para toda la plantilla que no teletrabaja, los descansos para la comida y para cambiarse se realizan por turnos para no coincidir a menos de 2 metros, se extreman las precauciones con los camioneros externos y no se realizan ni se reciben visitas.

Procesos administrativos

Las medidas adoptadas Gestiona se orientan es 2 colectivos, el personal de la organización y sus clientes, “al tratarse en nuestro caso de una consultora legal y de gestión, que nos toca de pleno sobre los servicios que les prestamos”, señala Pedro Brizuela, socio director general de esta compañía.

Así, el 80% de la plantilla está teletrabajando, mientras que 5 personas acuden a la oficina, aplicando las medidas indicadas para evitar contagios. En relación a sus clientes, la empresa comunica de manera continua y sintética todas las medidas adoptadas por las Administraciones, sobre todo en los ámbitos laboral, fiscal y financiero. “Nos estamos multiplicando para solucionar todos los procesos administrativos y realizar los informes financieros necesarios para mitigar los problemas de cada uno de ellos, con especial atención ahora mismo a los ERTE”, concluye Brizuela.

Tecnología propia

“Desde B12, creemos que la única manera que tenemos de combatir la expansión del virus y vencer la batalla contra el Covid-19 es quedarnos en casa y, para ello, dentro de nuestro plan de contingencia hemos dado prioridad al teletrabajo. Por suerte, tenemos un equipo de profesionales extraordinario y una tecnología propia que lo permite”, señala Javier Fernández de Valderrama, CEO de esta empresa que pertenece al grupo Rockethall, que destaca que lo más importante es “reducir el riesgo de contagios y velar por la salud de todos nuestros empleados, ahora y siempre”.

Esta modalidad de teletrabajo está accesible a toda la plantilla, aunque en un principio se ha dado prioridad al colectivo de empleados con menores de 12 años a cargo, con descendientes con situaciones especiales, con mayores dependientes a cargo, embarazadas, diabéticos y personas con enfermedades previas respiratorias. En este momento, más del 80% de la plantilla en Castilla y León se encuentra ya teletrabajando y el resto lo hará en los próximos días.

Restricción de visitas comerciales

Neumática Hidráulica Beco y Beco Soluciones de Aire Comprimido, empresas que integran el Grupo Beco, han adoptado todas las medidas preventivas  recomendadas por las autoridades, de ahí que, tanto el servicio de mantenimiento de compresores como todos los trabajos que requieran presencia física de sus empleados en las instalaciones de los clientes, hayan quedado suspendidos hasta que la situación se normalice, salvo que sea estrictamente necesario y siempre que se garanticen todas las medidas de seguridad por ambas partes. Asimismo, se han restringido todas las visitas comerciales a excepción de aquéllas que sean totalmente imprescindibles para que los procesos de producción de sus clientes no paren.

Además, dentro del servicio de venta en sus instalaciones, se han implementado todas las medidas de seguridad necesarias para que se mantenga la distancia de seguridad y, en la medida de lo posible, se realice el pago con tarjeta. Se ha limitado el horario de atención al público y sólo para  ventas que sean imprescindibles. Para el resto, una parte de la plantilla del grupo atiende por teletrabajo todas las peticiones, pedidos y consultas que están llegando. Por último, debido a la cambiante situación, la compañía ha hecho acopio de material para garantizar en todo momento el suministro a las empresas de Castilla y León.