Finaliza el proyecto europeo Cool-Save de mejora de eficiencia energética

Finaliza el proyecto europeo Cool-Save

COOLSAVEEl proyecto COOL-SAVE “Desarrollo y difusión de estrategias rentables para mejorar la eficiencia energética en los sistemas de refrigeración en el sector de alimentos y bebidas” finalizó en Abril de 2015, cumpliendo con los principales objetivos previstos en el proyecto:

  • Establecer estrategias para mejorar la eficiencia energética en los sistemas del sector de la alimentación y la bebida de enfriamiento. Estas estrategias se basan en la adquisición de los datos reales de las plantas de refrigeración y se analizaron en cuanto a la relación costo-beneficio producido por ellos.
  • Elaboración de una guía de buenas prácticas para que las industrias de alimentos y bebidas pueden establecer medidas que reducen significativamente el consumo eléctrico a través de la implementación de mejoras en sus sistemas de frio.
  • Difundir los resultados del proyecto a todas las empresas de alimentos y bebidas en Europa con el fin de mejorar la eficiencia de los sistemas de refrigeración.

 Actividades desarrolladas durante el proyecto

  • Análisis de las empresas y sus posibles mejoras.
  • La simulación de datos para obtener las mejores estrategias de eficiencia energética.
  • El estudio de la rentabilidad de cada estrategia de eficiencia energética.
  • Recopilar toda la información en una guía de mejores prácticas.
  • Comunicar y difundir los resultados.

Resultados obtenidos de estas actividades:

  • 25 informes de auditoría energética en empresas de alimentos y bebidas.
  • Informe del consumo de energía y su relación con los parámetros de enfriamiento.
  • Estrategias de ahorro de energía en base a las auditorías energéticas y herramientas de simulación.
  • Estudio de la viabilidad económica y técnica de las estrategias de eficiencia energética propuestas.
  • Guía de mejores prácticas sobre cómo ahorrar energía en las empresas de alimentos y bebidas los sistemas de refrigeración.
  • Comunicación y material de difusión para difundir los resultados del proyecto a los interesados.

 

Los resultados en las empresas han sido muy satisfactorios, obteniéndose porcentajes de reducción del consumo de más del 30%, con periodos de recuperación de las inversiones del entorno de un año o año y medio, con medidas como las definidas en la guía de mejores prácticas que se incluye.

Durante la ejecución del proyecto COOL-SAVE se han iniciado inversiones en mejora de la eficiencia energética en las instalaciones de frío industrial por valor de unos 700.000 € en las empresas participantes. Los ahorros energéticos previstos a la finalización de las mejoras serán de unos 9 millones de kWh /año, estando gran parte de estos ahorros ya confirmados.

Además el proyecto pone a disposición de las empresas una herramienta de autodiagnóstico para mejorar su eficiencia energética http://www.cool-save.eu/webtool/index.php