ITCL lidera un proyecto europeo para crear un serious game - ITCL

ITCL lidera un proyecto europeo para crear un serious game

El Instituto Tecnológico de Castilla  y León lidera un proyecto en el que también participan otras 5 entidades de España y de Europa

Europa da un millón al ITCL para crear un juego que detecte el acoso escolar
Fuente: Diario de Burgos

La iniciativa, que arranca en noviembre y finalizará dentro de dos años, también contempla el desarrollo de un videojuego que alerte de los peligros de internet.

El Instituto Tecnológico de Castilla y León (ITCL) está de enhorabuena. La Comisión Europea ha decidido financiar con un millón de euros un proyecto que servirá para que desde Burgos se desarrolle un videojuego que detecte el acoso escolar en las aulas y otro que prevenga a los jóvenes sobre los riesgos de internet.

En realidad ese será el resultado más vistoso de un trabajo que va más allá de estas temáticas concretas. Europa lo que quiere es un proyecto en el que se utilice una metodología que permita, a posteriori, desarrollar otros juegos educativos. Y que se le demuestre que se puede hacer reduciendo el tiempo y los recursos económicos a emplear. Algo así como un molde en el que luego puedan encajar otras iniciativas similares.

Si bien es cierto que será el ITCL el que capitaneará el proyecto, también son participes del mismo otras cinco entidades, instituciones y empresas españolas y europeas (los fondos se reparten entre todas ellas aunque tendrán que el mismo destino).

Así, por ejemplo, el departamento de Realidad Virtual del ITCL se encargará del desarrollo de los videojuegos, la Universidad de Salamanca de la parte más educativa, la Universidad de Rijeka (Croacia) de los aspectos psicológicos, la consultora Everis de la plataforma y la promoción, EUN (una organización sin ánimo de lucro en la que participan 30 ministerios de educación) de hacer llegar los juegos al máximo número de colegios y Nurogames aportará su experiencia como empresa del sector de videojuegos.

La coordinadora del proyecto, Maite Cobo, avanzó ayer que el próximo 7 de noviembre se producirá en Burgos una reunión entre todos los agentes implicados en el proyecto y a partir de ahí, más allá del contacto continuo que permite la tecnología, se irán produciendo reuniones periódicas en distintos lugares de Europa para poner con común los avances conseguidos.

PRIMEROS PASOS. Lo incipiente del proyecto hace que aún sea pronto para avanzar muchos detalles sobre el contenido exacto de los dos videojuegos. Eso será algo en lo que se trabajará precisamente durante los dos próximos años. Más allá de que el objetivo es claro, educar a los alumnos sobre el acoso escolar, la idea es que se convierta también en una herramienta que puedan utilizar los profesionales para detectar este tipo de casos. “No se trata de suplir a los especialistas”, afirma Cobo.

Durante el proceso de desarrollo del videojuego, se buscará la colaboración de cinco centros educativos ingleses y de otros tantos españoles. De hecho, Cobo anticipó que les gustaría contar con algún colegio burgalés para participar en la creación de lo que técnicamente denominan como “juegos serios”.

En el caso del ITCL, cuya sede se encuentra en el polígono industrial de Villalonquéjar, avanza que habrá cinco o seis personas que dedicarán buena parte de su tiempo en la creación de los videojuegos. Serán empleados del departamento de Realidad Virtual, a los que se refirió como los artífices de que el proyecto se convierta en realidad.

El Instituto Tecnológico de Castilla y León ya tiene experiencia en la creación de juegos educativos. Alguno de ellos con varios premios a sus espaldas, como el simulador que diseñó para aprender a conducir. También han realizado, entre otros, un videojuego para ayudar a la rehabilitación de personas con problemas físicos u otro para concienciar a los jóvenes sobre el reciclaje y la importancia que tiene cuidar el medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.