ITCL y la UBU abaratarán la Tecnología Para Discapacitados

Abaratar la tecnología

El Instituto Tecnológico de Castilla y León y la Universidad de Burgos abaratarán la tecnología para mejorar el nivel de autonomía de personas con discapacidad

El director del ITCL, Jose María Vela, ha explicado que el acuerdo permitirá poner en el mercado dispositivos médicos y biomédicos que hagan “más fácil” la vida a personas que tienen limitaciones porque sufren alguna discapacidad, como las secuelas de un ictus o la pérdida de fuerza y potencia muscular asociada a la vejez, entre otros supuestos.
Vela ha destacado que el convenio supone la coordinación en este proyecto conjunto de la UBU y el Instituto Tecnológico en aspectos relacionados con la tecnología, la medicina, la discapacidad y la educación.
El rector de la Universidad de Burgos, Alfonso Murillo, ha explicado, tras la firma del convenio, que el Laboratorio de Autonomía Avanzada de la Universidad de Burgos se encargará de identificar y analizar las necesidades que tienen las personas con limitaciones de movilidad.
Por su parte, el Grupo de Investigación en Inteligencia Artificial y Electrónica Aplicada del ITCL se encargará de desarrollar las herramientas y sistemas necesarias para dar solución a esas necesidades.
En opinión de Murillo, el convenio supone “dar un paso más” en la colaboración que la UBU y el ITCL mantenían desde 2010 para investigaciones relacionadas con esta materia, además de propiciar un avance en la investigación para la mejora de situaciones de discapacidad y avances en campos como la recuperación neuronal o el tratamiento clínico del estrés.
Abaratar la tecnologíaEl responsable del Laboratorio de Autonomía Avanzada de la UBU, Jerónimo González, ha afirmado que la creación de un sistema de comercialización para los avances médicos y biomédicos aplicados a la movilidad de personas con especiales dificultades facilitará que los afectados puedan acceder a estos materiales y sistemas, dado que es “demasiado frecuente” que se produzcan avances que luego no llegan a suponer una ventaja real para quienes los necesitan.
En este sentido, ha explicado que uno de los principales problemas para que los avances que se producen en esta materia lleguen a ser utilizados es su elevado coste, que se podrá reducir al comercializar estos productos y poder fabricar una mayor cantidad, una vez se cree durante el mes de febrero una empresa conjunta dedicada a la comercialización.
Jerónimo González ha adelantado que una de las líneas de trabajo que permitirá desarrollar el convenio es el diseño de un programa específico para avanzar en la prevención y tratamiento de la Sarcopenia, que provoca pérdida de fuerza y potencia muscular durante la vejez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.