Simulador de comportamiento para transporte seguro

SimuSafe, Simulador de aspectos de comportamiento para un transporte seguro

PROYECTO EUROPEO

Expediente: 723386

ITCL lidera el consorcio del proyecto europeo Simusafe (Simulator of behavioural aspects for safer transport), que tiene como objetivo superar las limitaciones de los simuladores de conducción y la simulación de tráfico como herramientas válidas para estudios en seguridad de tráfico, y salvar la brecha existente entre ellos y las pruebas de conducción naturalista. Esto se logrará mediante la creación de herramientas para comprender y analizar los escenarios de tráfico a escala micro y macro con la capacidad de incorporar el comportamiento de los actores de los entornos reales a los simulados.

El proyecto está financiado por la Comisión Europea a través de su programa H2020. Este programa financia proyectos de investigación e innovación de diversas áreas temáticas en el contexto europeo.

SIMUSAFE es un proyecto de Investigación colaborativo, y está liderado por el área de Simulación y Realidad Virtual del Instituto Tecnológico de Castilla y León (ITCL) con una duración de 3 años y medio, y un presupuesto de 8.739.480,00 euros.

El consorcio del proyecto está formado por 16 entidades de 9 países Europeos (España, Francia, Italia, Reino Unido, Suecia, Slovakia, Paises Bajos, Portugal, Alemania): Instituto Tecnológico de Castilla y León, Institut Francais des Sciences et Technologies des Transports, De L’Amenagement et des Reseaux, Brainsigns SRLEuropean Driving Schools AssociationMälardalen University, Associazione Italiana Professionisti Sicurezza StradaleHök Instrument ABPrometeo Innovations, Progres 123 s. r. o., Twente Medical Systems International B.V.Coventry UniversityUniversity of PortoLink Innova EngineeringDelphi;  Estados Unidos con la Universidad de Iowa e Israel con IBM.

El proyecto SIMUSAFE desarrollará un sistema capaz de monitorizar y evaluar las capacidades cognitivas y físicas humanas, y replicará dichas características en un entorno simulado, convirtiéndose en una herramienta poderosa para mejorar la eficacia de las intervenciones en el área de la seguridad vial. Además, este modelo se ampliará para simular y analizar escenarios con múltiples controladores (reales o virtuales) que permitan identificar las razones subyacentes que pueden causar indirectamente incidentes de tráfico.

SIMUSAFE trabajará sobre la base de simuladores desarrollados por ITCL, que actualmente incluye entornos y situaciones realistas, tráfico real y peatones, otorgando un mayor realismo a la conducción. Los simuladores permiten practicar en un entorno seguro, absolutamente libre de riesgos, y con la posibilidad de repetir los ejercicios tantas veces como desee permitiendo al usuario experimentar determinadas situaciones extremas de la vida real que de otra manera no sería posible, convirtiendo a los simuladores en la herramienta idónea para preparar a los alumnos en las autoescuelas antes de enfrentarse a conducir un vehículo real.

Tras la realización de una serie de test de conducción con usuarios reales en entornos naturales por el plazo de varios meses, SIMUSAFE extraerá las características necesarias para generar una equivalencia entre la conducción en el entorno real y el simulado en diferentes vehículos (Bicicleta, moto, coche) y peatones. Posteriormente se desarrollarán los algoritmos necesarios para crear  comportamientos de riesgo en los entornos simulados basados en comportamientos reales y finalmente se testearán los simuladores con circunstancias agravantes como el uso de drogas, alcohol, o determinados medicamentos

Duración: 2017-2020